viernes, 3 de mayo de 2013

La Lengua


La investigación de lenguaje para esta obra tiene como foco la capacidad del cuerpo de sumergirse en lo inconsciente. El movimiento está puesto en función de la búsqueda de lo indefinible, lo indescifrable, eso que es propio de lo físico, emitido y comprendido desde el cuerpo. "La lengua" ahonda en la exploración de la danza como lenguaje poético y simbólico, como medio de contacto con el propio infinito. Su estructura es cíclica, zodiacal. Es a partir de esta búsqueda hacia lo desconocido que surge la idea de viaje iniciático en el cual "el héroe" debe enfrentarse a las fuerzas de la oscuridad para ir al encuentro de la totalidad.

VIERNES 22 hs 
Entradas $70 | Estudiantes y jubilados $50


Creación e interpretación: Leticia Mazur
Espacio y Luz: Alicia Leloutre y Matías Sendón
Música: Alejandro Terán y Manuel Schaller
Vestuario: María Gonzalez
Tejido: Ana Paula Mendez
Fotos: Sebastián Arpesella
Diseño Gráfico: Pablo Sternbach
Prensa: Pintos & Gamboa info@pintos-gamboa.com.ar
Producción: Laura Mazur produccionlalengua@gmail.com
Asistentes de escenario: Yamil Zeid, Ezequiel Covarrubias y Leandro Orellano
Supervisión dramatúrgica y texto: Elisa Carricajo
Participación creativa: Inés Rampoldi y Rafael Ferro
Co-Dirección: Elisa Carricajo y Bárbara Hang
Dirección General: Leticia Mazur
Duración: 40 min

jueves, 2 de mayo de 2013

UNA COSA POR VEZ




de Diana Szeinblum y Lucas Condró
con música original de Ulises Conti



¿Qué acontece si, por una vez, suspendemos nuestra mirada habitual sobre los objetos y pasan a ser éstos los que guían nuestros movimientos? ¿Hay un sistema propio de los objetos, independiente del que nosotros les podamos proyectar? ¿Qué es lo que se abre a partir de la tensión entre lo humano y lo objetual? En torno a estas preguntas orbita Una cosa por vez. A lo largo de dos solos continuados, idénticamente diferentes, un hombre y una mujer mueven una serie reducida de objetos: una mesa, una silla, un cable enrollado y un plástico. La apertura al universo interior de estos objetos traduce, bajo el idioma del movimiento, el reposo y la repetición, el duelo invisible (físico y mental) que entablamos a diario con ellos. La obra pone en acto el desmontaje de dos frases que -consciente e inconscientemente- regulan nuestra vida cotidiana: “una cosa por vez” y “cada cosa en su lugar”. Se trata de hacer una pausa para ver en qué medida esos dos mandatos aplanan la potencia originaria de los objetos, impidiéndonos experimentarlos como una finalidad sin fin. ¿Disponemos de los objetos o ellos disponen de nosotros? ¿Quién contempla a quién? ¿Qué significa “contemplar” y “disponer”? Acá no hay ideas sino en los objetos, cuyos límites trazan los límites de mi mundo. Cavar hasta llegar al hueso de los objetos; abrirnos al mundo de sus detalles. Quizá recién ahí, liberados de su sentido utilitario, podamos decir que vemos realmente lo que tenemos delante. A partir de la colisión entre lo humano y lo objetual, Una cosa por vez nos permite asomarnos a una nueva poética del espacio y del movimiento, donde lo humano deja pensarse desde otro sistema: un hombre/mujer-plástico-cable-mesa-silla.  
Lucas Soares 



SÁBADOS 19 hs
Entradas $70 | Estudiantes y jubilados $50

Idea y dirección: Diana Szeinblum , Lucas Condró
Interpretación: Lucas Condró, Paula Almirón/Diana Szeinblum
Música original: Ulises Conti
Musico en escena: Ismael Pinkler
Diseño de Luces: Matías Sendon
Diseno y realizacion de escenografia: Ariel Baccaro
Asistente de direccion: Paula Almiron
Prensa : Maria Laura Monti
Fotos: Jazmín Tesone
Diseno postal: Javo Veraldi
Tecnico: Yamil Zeid